Nuestro trabajo

EU I ES

Organización del ritual

El ritual es una oportunidad vital para rememorar y celebrar la vida así como los momentos buenos que hemos vivido con el difunto. Si piensas que el funeral que se celebró en su momento careció de significado, se puede organizar otro más tarde. Esparcir las cenizas, un cabo de año puede ser un momento memorable para reunirse con los allegados y celebrar ese momento transcendental con ellos.

La reunión

Nos reunimos con los familiares y amigos/as. Las personas allegadas nos refieren detalles acerca del fallecido/a con el fin de dar cuenta de sus vivencias y el legado afectivo que les ha confiado en sus corazones. Esta visita también tiene su lado terapéutico, pues las personas dan expresión de su dolor, exteriorizan sus sentimientos y muestran el amor que profesaban al fallecido/a.

Preparación guión

Con los detalles y testimonios que hemos recogido en la reunión escribimos el guión. Por medio de los poemas, versos, testimonios, música etc. vamos diseñando la ceremonia que los familiares quieren ultimar.

Día ritual

¡Es el día de la ceremonia! Ponemos voz a lo que desde el interior deseamos comunicar. Algunos/as quieren tomar parte, desean referir lo que les parece primordial.

Después del ritual, a pesar de que el dolor permanece, el corazón está en paz y la gente sale complacida. Regalamos el guión en un bonito papel a los familiares, para que lo vivido en el ritual les sirva de ayuda y recuerdo en su proceso de duelo.